la herramienta de recetas para todos

acompáñanos en este apasionante viaje

la herramienta de recetas para todos

Guarniciones | Macrobiótica | Plato | Plato Unico | Recetas | Recetas sin gluten | Recetas sin huevo | Recetas sin lactosa | Recetas veganas | Recetas vegetarianas
Alcachofas Rellenas

Las alcachofas rellenas son un segundo plato o plato único muy gustoso que puede realizarse según dos variantes, con pan rallado condimentado, más ligera, o con tofu, más contundente. Importante: tenéis que utilizar alcachofas frescas en su temporada, para aseguraros que tengan los corazones tiernos y sabrosos como esta receta requiera, y es mejor preparar el relleno antes de limpiar las alcachofas para minimizar el riesgo de que se oxiden y ennegrezcan.

Para 4 Personas

  • 8 alcachofas frescas

  • 1 cebolla

  • 1-2 limones

  • 8-10 cucharadas de pan rallado o

  • 200 g tofu firme

  • 1-2 dientes de ajo

  • Perejil o albahaca fresca

  • Sal

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Nueces, avellanas o piñones (opcional)

Tiempo de preparación

1 h 30′

Preparación de las Alcachofas Rellenas

1. Prepara el relleno. Para el relleno de pan rallado, pica muy finamente los dientes de ajo y el perejil. Mezcla el pan rallado con el ajo, el perejil y un buen chorreón de aceite de oliva, hasta conseguir una consistencia arenosa.

2. Para el relleno de tofu, desmenuza el tofu con las manos o bátelo, si quieres conseguir una textura más cremosa. Pica finamente la albahaca fresca y, si los quieres usar, los frutos secos. Mezcla en un bol el tofu, la albahaca, los frutos secos, un chorreón de aceite y añade sal generosamente, ya que el tofu es bastante suave de sabor.

3. Prepara el sofrito cortando la cebolla en juliana o medias lunas. Calienta aceite en el fondo de una olla de bordes algo y suficiente para que quepan todas las alcachofas una al lado de otra de pie. Deja sofreír con una pizca de sal y unas gotas de agua a fuego muy lento hasta que la cebolla se vuelva transparente.

4. Mientras tanto limpia las alcachofas. Para esta preparación, elimina las hojas exteriores y el tallo (que podrás reutilizar en alguna otra preparación, como por ejemplo un sabroso revuelto de verduras), dejándolas con el fondo plano, para que puedan mantenerse de pie. Corta la punta más dura y con las manos abre suavemente el corazón de la alcachofa para dejar espacio para el relleno. Tienes que hacerlo con cuidado para no romper las hojas. Conforme limpias las alcachofas, ve echándolas en un bol con agua y zumo de limón para que no se vuelvan negras a contacto con el aire.

5. Rellena las alcachofas con el relleno que hayas escogido. Puedes usar una cuchara o las manos. Presiona bien para compactar el relleno

6. Ahora que tienes listas todas las alcachofas, colócalas suavemente en la olla encima del sofrito de cebolla, con el relleno hacia arriba y bien apretaditas para que no se vuelquen.

7. Cubre con agua hasta el filo del relleno, tapa la olla y deja cocinar a fuego suave durante 1 hora aproximadamente.

8. Comprueba la cocción de las alcachofas pinchándolas con atención usando un tenedor o un cuchillo. Estarán listas en el momento en el que las notarás blanditas. Ahora puedes servir las alcachofas rellenas cubiertas con la salsita de cebolla y disfrutarlas como plato único, entrante o guarnición.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido