la herramienta de recetas para todos

acompáñanos en este apasionante viaje

la herramienta de recetas para todos

Invierno | Plato | Primeros platos
Crema de Remolacha

Esta crema de color rojo vibrante es el mejor aliado para una comida sana, reconfortante y ligera. El invierno es la época ideal para consumir la remolacha fresca como te proponemos en esta receta, pero puedes realizarla todo el año utilizando remolacha en conserva. Además, puedes utilizarla como base y enriquecerla con los toppings que prefieras: semillas tostadas, picatostes caseros o una granola salada sazonada con las especias que más te gustan.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 remolachas frescas
  • 1-2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 patata
  • 1 hoja de laurel
  • 1 limón
  • Sal
    Tomillo
    Aceite de oliva virgen extra

Tiempo de preparación

1h 30′

Preparación de la Crema de Remolacha

1. Empieza asando la remolacha. Límpiala bien bajo el grifo para eliminar posible restos de tierra y retira las hojas verdes, que puedes aprovechar para otra receta. Envuélvelas en papel de aluminio y hornéalas a 200ºC durante unos 50 minutos aproximadamente, probando de vez en cuando el punto de cocción con un cuchillo: si al pincharla la remolacha resulta tierna y puedes hundir el cuchillo en ella, entonces está lista. Sácala del horno y déjala enfriar bien antes de retirarle la piel.

2. Prepara mientras el resto de las verduras. Pela y pica el diente de ajo y la cebolla. Lava, pela y trocea el puerro, la zanahoria y la patata. Corta en trozos la remolacha.

3. Rehoga en aceite el ajo picado. Cuando el ajo está dorado, añade al sofrito el puerro y la cebolla y rehógalos juntos durante unos 5 minutos.

4. Añade al sofrito el resto de verduras, la remolacha, la zanahoria y la patata. Sazona con sal y una cucharadita de tomillo, añade una hoja de laurel y un vasito de agua.

5. Lleva el agua a ebullición, después baja el fuego, tapa la olla y deja cocinar durante unos 15 minutos aproximadamente.

6. Cuando la patata y la zanahoria estén tiernas y se haya reducido el agua, retira la hoja de laurel y bate las verduras, añadiendo más o menos agua en función de lo espesa que quieres que quede la crema.

7. Ajusta de sal y añade como toque final un chorrito de zumo de limón. Añade el topping que prefieras para darle un punto crujiente y ¡tu crema de remolacha está lista para degustar!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido