la herramienta de recetas para todos

acompáñanos en este apasionante viaje

la herramienta de recetas para todos

Para todo el año | Recetas | Recetas sin gluten | Recetas sin huevo | Recetas sin lactosa | Recetas veganas | Recetas vegetarianas | Salsas y condimentos
Ragú de Alubias Rojas

VERSIONES DE ESTA RECETA

Ya os habréis dado cuenta de que en Miso y Tofu nos encanta reinventar los clásicos de la cocina. Aquí te presentamos una reinterpretación de la clásica salsa boloñesa: la boloñesa de alubias rojas, una sabrosa y saludable alternativa que demuestra que se puede disfrutar de los sabores tradicionales sin necesidad de carne. ¡Una delicia saludable que te hará apreciar las maravillas de la cocina sin carne!

Ingredientes para 4 personas

  • 90 ml de aceite de oliva virgen extra

  • 1 puerro mediano (80 g. aproximadamente)

  • 1 zanahoria

  • 1 tallo de apio (opcional)

  • 2 hojas de laurel

  • 1 tarro de alubias rojas cocidas (500 g aproximadamente)

  • Sal

  • Pimienta

Tiempo de preparación

30 minutos.

Preparación de la Boloñesa de Lentejas Alubias Rojas

1. Empecemos por el paso más importante: el sofrito. Para hacer el sofrito, pela la zanahoria y limpia el tallo de apio y pícalos muy finos. Elimina eventuales hojas duras o amarillentas del puerro, lávalo bien para eliminar posibles restos de tierra, y córtalo de la misma forma.

2. En una olla de capacidad suficiente, calienta unas 6-7 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, añade la zanahoria, el puerro y el apio picados y remueve con una cuchara. Después, tapa la olla y deja sofreír durante unos 5 minutos, a fuego muy suave. El sofrito debe rehogarse y dorarse muy dulcemente.

3. Cuando las verduras estén translucidas, añade las alubias rojas cocidas, salpimenta ligeramente, sube a penas la intensidad del fuego y rehoga todo durante otros 5 minutos in tapar.

4. Añade ahora un medio vaso de agua.

5. Deja cocinar tu salsa boloñesa a fuego súper suave, tapada, durante 10-15 minutos, y hasta que veas que se ha retirado el agua y la salsa está espesa. Si quieres que la salsa sea más líquida, por ejemplo porque quieras usarla para una lasaña, vigílala durante la cocción y añade, si lo ves necesario, un poco más de agua. 

6. Cuando tu salsa esté lista, pruébala y añade la sal que consideres. Este es el momento del toque final: un poquito de nuez moscada. Sirve tu salsa boloñesa calentita como acompañamiento para una pasta o para elaborar una deliciosa lasaña vegetal con una cremosa bechamel de avena- Puedes conservarla un par de días en el frigorífico en un recipiente hermético o congelarla.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido