la herramienta de recetas para todos

acompáñanos en este apasionante viaje

la herramienta de recetas para todos

Desayunos | Macrobiótica | Primeros platos | Recetas | Recetas sin gluten | Recetas sin huevo | Recetas sin lactosa | Recetas veganas | Recetas vegetarianas
STIR-FRY DE VERDURAS

La técnica stir-fry es una forma fácil, rápida y saludable de cocinar alimentos salteándolos con una pequeña cantidad de aceite bien caliente durante pocos minutos, para que se conserven crujientes y sabrosos. Te proponemos una versión de esta receta oriental a base de vegetales para aprovechar todas las propiedades de las verduras de invierno.

Para 4 personas

  • 3-4 cucharadas de aceite de sésamo o de oliva virgen extra

  • 1 diente de ajo

  • Raíz de jengibre fresca

  • 1 cebolla

  • 1 puerro

  • 1 brócoli

  • 1-2 zanahorias

  • 2-3 cucharadas de salsa de soja tamari

  • 1-2 cucharadas de vino dulce

  • Semillas de sésamo (opcional)

  • Cilantro fresco (opcional)

Tiempo de preparación

30′

Preparación de Stir-Fry de Verduras

1. Lava bien, pela y corta todas las verduras. Intenta cortar las verduras en trozos más o menos del mismo tamaño y forma para que se cocinen de manera uniforme y también el plato resulte más agradable: la cebolla en medias lunas, el puerro en rodajas oblicuas, la zanahoria en bastoncitos etc. En cuanto al brócoli, separa los ramilletes, lávalos bajo el grifo y córtalos en dos o cuatro partes si son muy grandes; en alternativa, puedes escaldarlos en agua hirviendo durante 1 minuto para que se ablanden un poco pero se mantengan crujientes. Nosotros hemos elegido estas verduras pero puedes probar con cualquier combinación.

2. Prepara la salsa y los aromas también: pela y corta el ajo en láminas (o déjalo entero si prefieres retirarlo), corta una o dos rodajitas de raíz de jengibre. A parte en un pequeño cuenco, mezcla la salsa de soja con el vino dulce.

3. Solo cuando tengas todos los ingredientes preparados, calienta a fuego vivo una sartén o un wok sin aceite. La cocción será muy rápida y no tendrás tiempo de cortar las verduras en este momento si quieres que el salteado resulte bien crujiente.

4. Cuando notas que la sartén o el wok están bien calientes, echa el aceite de sésamo, el ajo y el jengibre. Si no tienes jengibre fresco, también puedes utilizar un poco de jengibre en polvo.

5. Deja que el aceite se caliente durante 1 minuto aproximadamente. Cuando el aceite esté caliente, echa todas las verduras juntas, sube un poco el fuego y saltéalas o remuévelas bien durante 1 minuto más. Es importante mover todas las verduras para que entren en contacto con el aceite caliente sin quemarse.

6. Ahora rocía las verduras con la salsa, baja un poco el fuego y tapa las verduras. Deja que se cocinen así durante 2-5 minutos, según la cantidad y el tamaño de los trozos.

7. Ya puedes servir tus verduras stir-fry bien calentitas, como guarnición o para acompañar un arroz o unos fideos orientales, como hemos hecho nosotros. Si junto con las verduras salteas unos cubitos de tofu, obtendrás un plato completo, nutritivo y ligero. Opcionalmente, para darle un toque fresco, puedes espolvorear las verduras con un poco de cilantro picado; si quieres un toque crujiente, prueba a añadir a la hora de servir unas semillitas de sésamo tostadas o unos frutos secos triturados.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido